Noche

Conciertos, festivales, teatro, cine, museos, reuniones en cafés. Milongas y casas de tango. Pubs, discotecas y Bowling. La actividad nocturna en Buenos Aires es permanente.

A partir de las 19 (en invierno ya oscuro desde hace una hora, en verano cuando apenas comienza a caer el crepúsculo) se puede empezar a vivir la noche porteña (que recién termina cuando las primeras luces del día la sorprenden).

¿Antes o después de cenar?

Aunque no se acostumbra a cenar antes de las 21, la oferta de la ciudad está preparada para todos los gustos, paladares y bolsillos.

Los que prefieren comer temprano y después ir a escuchar música, al teatro o a hacer compras pueden elegir un pub del microcentro o de Recoleta, un patio de comida de los shoppings (que funcionan mientras el centro comercial permanece abierto) o un restaurante.

Pero además se puede comer, aun de lunes a viernes, hasta después de la 1 de la madrugada, cuando terminan algunas obras de teatro y está por comenzar la última función de los cines.